Horario y rutina de estimulación para bebés

PLAN DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA (ADECUADA)
BEBES DE 0 A 5 MESES, EL DÍA A DÍA

Cada día que pasa en la vida de un bebé se van fortaleciendo sus habilidades. Muchos padres pensarán ¿y cómo, si pasa durmiendo casi todo el tiempo?; el 10% del tiempo que pasan despiertos están sumamente atentos a todos los estímulos del medio. Este es el mejor momento que tienen los padres para conocer a su bebé y comenzar a estimular su desarrollo.
Los bebés durante el día pasan por varios estados de consciencia, cada una de ellas se acompaña de comportamientos muy específicos. Conocer estos estados ayuda a que los padres no se alarmen con algunos comportamientos de sus hijos.
Dentro de las etapas por las que pasan los niños durante el día, se pueden diferenciar varias:

Sueño tranquilo: es una etapa en la que el bebé se encuentra totalmente relajado. Su respiración es muy regular y no se perciben movimientos.
Sueño activo: A diferencia del anterior, los ojos del bebé se mueven por debajo de los párpados. También puede presentar movimientos de los brazos y las piernas. La respiración también puede ser irregular y más rápida. Hacen muecas. Se despiertan fácilmente.
Despierto calmado: Durante esta fase, los niños se mueven muy calmadamente. Tienen sus ojos muy abiertos. Siguen los estímulos, y se distraen observando el mundo que los rodea; imitan los gestos de los demás.
Despierto alerta: En esta fase el bebé se mueve constantemente. Mira en diferentes direcciones, hace ruidos. Esta fase se produce cuando se acerca la hora de alimentarlo.
Llanto: El llanto que puede llegar a desesperar a muchos padres por no saber qué es lo que le sucede a su bebé, tiene una finalidad muy importante, la de poder comunicarse, alerta a los padres que algo tiene el bebé.

LOS SENTIDOS DEL BEBÉ
¿Qué ven los bebés?Desde las primeras horas de vida, el bebé diferencia unos objetos de otros, y algunos llaman más su atención. Cuando se detiene a mirar un objeto, abre los párpados y fija su mirada en el objeto.
A los bebés les llaman la atención los contrastes de luz y sombra, los cambios, no se detienen sobre un mismo objeto o que este no cambie por un período largo de tiempo; prefiere los colores vivos y que contrasten (rojo, blanco y negro); prefiere aquellos objetos que tienen muchos detalles, no los simples; le llaman la atención las superficies rugosas, más que las lisas y lo alertan los objetos con movimiento, no los estáticos.
Con base en esto, se puede evidenciar porque los bebés se quedan fijamente mirando el rostro de las personas, debido a que estos tienen muchos detalles, contrastes y son diferentes uno a otro.
Los bebés ven mejor los objetos que se encuentran a una distancia aproximada de 25 a 30 centímetros; distancia que coincide con la distancia que hay entre la madre y él cuando lo está alimentando; contacto que representa su primera forma de comunicación.
Por tanto, cuando un bebé se encuentra inquieto, se le puede tranquilizar mostrándole un objeto con muchos contrastes y que cumpla las características mencionadas anteriormente.

¿Qué oyen los bebés?
Los bebés oyen desde antes de nacer. Pueden diferenciar sonidos familiares o extraños, tonos agudos o graves.
Los bebés tienen preferencia por los sonidos agudos, por lo que se sugiere que los padres le hablen en este tono a sus hijos.
Los bebés pueden seguir sonidos diferentes a la voz humana, y giran su cabeza para buscarlos. Inicialmente, giran sus ojos y posteriormente el cuello, pueden emitir sonidos o hacer muecas, otra forma de comunicarse con su medio.
Los bebés identifican primero la voz de sus madres, aún cuando no la puedan ver, saben que esta allí y pueden empezar a llorar como forma de comunicarse con ella para que le preste atención.
A los bebés les agrada y tranquiliza los sonidos constantes, sin cambios bruscos. Para relajarlos se puede emplear música con sonidos de agua, lo que les produce la tranquilidad que sentían en el vientre materno.

Qué huelen los bebés?Los bebés reconocen el olor de su madre. Se dirigen hacia su pecho por el olor, al igual que la madre también lo hace. Esta es otra forma de comunicación que profundiza el vínculo madre -hijo.

El sentido del gusto en el bebé Los bebés prefieren los sabores dulces. La leche materna, cambia de sabor durante el amamantamiento, inicialmente es dulce y hacia el final es más rica en grasas.

El tacto del bebéEl sentido del tacto se desarrolla a lo largo de toda la piel del cuerpo. Este es un medio importante para estimular a los bebés, que son muy sensibles al contacto, la proximidad. Cuando los bebés están en contacto piel a piel con su madre y/o padre, su respiración se vuelve más lenta, se calman y relajan.
La piel es un medio extraordinario que tienen los bebés para explorar el mundo. Los bebés inicialmente tienen un gran número de receptores sensitivos en los dedos y en los labios; razón por la cual les gusta chuparse los dedos, estímulo que acompaña también a la lactancia.
Los masajes y las caricias son la mejor forma de estimular éste sentido; además, los provee de amor, favoreciendo el desarrollo de su afectividad.A través del tacto, los bebés pueden aprender muchas cosas, reconocer texturas, sentir las formas, lo que les aporta una gran información sobre los objetos que los rodean.


EL BEBE DE 0 A 4 MESES
Durante sus primeros meses de vida, el bebé tiene habilidades para conocer y explorar el mundo que lo rodea. Pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. Es durante los períodos de alerta que explora y conoce. En estos momentos, la estimulación es importante para ayudarle a desarrollar su cerebro.
El juego es muy importante para el desarrollo y el aprendizaje del bebé. Se debe dedicar tiempo para jugar con él; es una tarea tan importante como alimentarlo, así se ayuda a su desarrollo.
Los bebés aprenden a través de los sentidos. Tocarlo, acariciarlo, hablarle, así se aprende a conocerlo y viceversa.
Mientras el baño, se puede aprovechar para jugar con él, estimularlo mediante masajes y favorecer el fortalecimiento de sus músculos haciendo ejercicios con sus brazos y piernas. Darle la mano para que apriete el dedo y hacer una ligera fuerza para que valla fortaleciendo sus músculos. Mover sus brazos con suavidad arriba y abajo, lo mismo que con sus piernas. Es importante colocarle ropa que no le impida moverse.
Estos ejercicios favorecen su desarrollo sensorial y motriz, y cuando además se le hablase favorece su lenguaje.
Mientras se alimenta, es adecuado hablarle suavemente, consentirlo, tocarle la cara, los deditos; con esto se le ayuda en su desarrollo sensorial; y al hablarle se favorece su lenguaje y su desarrollo social.

JUEGOS PARA ESTIMULAR TU BEBÉ
Estimular a los bebés no es una tarea difícil, se necesita tiempo, amor y una mami tierna y dedicada como tú.
La estimulación que haremos para tu bebé favorecerá el desarrollo de su inteligencia, motricidad, lenguaje, relaciones sociales y afectivas.
El desarrollo de la inteligencia se da a través del conocimiento del mundo, tu bebé deseará explorar todo lo que lo rodea. Durante el primer año es importante estimular sus sentidos y su motricidad. La interacción con su entorno, su propio cuerpo, el de sus padres, le proveerán experiencias importantes a partir de las cuales aprehenderán el mundo.
Al presentarle distintas sensaciones, ya sean táctiles, olfativas, visuales, o formas, texturas, se activa su cerebro y se le van aportando experiencias con las cuales va adquiriendo conocimientos.
Para el desarrollo de su visión, es necesario jugar con objetos complejos, de colores que contrasten. Muévelos frente a él (ella) a una distancia de 20 a 25 centímetros aproximadamente. Puedes enseñarle fotografías tuyas con su padre; estas tienen muchos detalles que además de ayudarle con el desarrollo de su visión, van teniendo sus primeras formas de relaciones sociales. Describeselas, llévalo al momento y así estimula también su lenguaje.
A los dos meses, tu bebé debe empezar a captar colores más sutiles como el azul, púrpura o amarillo, preferiblemente en contraste con colores oscuros en el fondo. Estos cambios en la atención sobre los objetos se va dando a medida que madura su sistema nervioso.
La característica clave de ésta etapa y hasta los cuatro meses de edad, es la adaptación a patrones básicos a nivel sensorial y motor, comienza a llevarse a la boca diferentes objetos, para conocerlos, explorarlos; su boca es el medio por el cual a experimentar y reconocer objetos.
A él le gusta estar en familia, ver a otras personas. Tu bebé, llora menos y sonríe más. Empieza a emitir más sonidos, balbuceos.
Sus movimientos empiezan a tener una mejor coordinación, puede llevarse cosas a la boca más fácilmente. Se le deben suministrar objetos que pueda llevar a su boca para que pueda explorarlos.
Para que tu hijo(a) aprenda, es necesario repetir las cosas varias veces, hasta que aprenda a hacerlo bien; en éste momento se le debe elogiar con palabras de cariño que demuestren que está haciendo mejor las cosas. En un comienzo los objetos se le caerán de las manos, pero poco a poco no los dejará caer y los apretará con mayor firmeza colaborando con el desarrollo y fortalecimiento de sus músculos.
Hay que hablarle mientras se le juega. La madre y/o el padre se pueden mover hablándole al niño(a) para que éste los siga con su mirada, esto no solo favorecerá el desarrollo de su visión, sino de la audición, y el reconocimiento de las voces de las personas cercanas a él.
Mientras se le baña o viste se le debe ir hablando, jugando con él, diciéndole los nombres de las cosas que tiene a su alrededor, sus pies, sus manos. Inicialmente es bueno repetirle los sonidos que hace "baba", "dada", "gua", ira de ésta forma mejorando su lenguaje y favoreciendo que éste se desarrolle más rápidamente.
Se puede colocar al niño en el suelo, utilizando el colchoncito del gimnasio, para cambiarlo de posición hacia abajo y acercar objetos que él pueda coger, y llevarse a la boca. Esto ayudará a desarrollar sus movimientos, mantener la cabecita en alto por más tiempo fortaleciendo sus músculos, además que podrá jugar con los objetos que favorecen su estimulación.


El llaveroLos juegos con llaves o los de forma circular con objetos que penden de él son adecuados para que tu bebé desarrolle su sentido del tacto. Los bebés tienden a llevarse todo a la boca por lo que la textura juega un papel importante. A través de su boca el niño(a) experimenta diferentes sensaciones que le permiten ir identificando texturas, sabores, consistencias.

Debes escoger objetos que tu hijo(a) pueda coger con seguridad, que sean fáciles para agarrar y que generen seguridad. Objetos con los que no se vaya a lastimar si los tira o caen sobre su cara, y que no lastimen sus encías.
Juegale mostrándole las figuras, nombrándoselas, acercándoselas a su manos, enséñale a cogerlas y tocarlas.

El sonajero
Este juego favorecerá su estimulación auditiva y táctil. Este sonajero debe ser preferiblemente en colores llamativos (rojo, blanco, negro) con cascabeles que suenen cuando se le mueve o cuando ellos lo cogan con sus manos. Estos sonidos deben ser suaves para que le produzcan tranquilidad y paz y que los pueda asociar a la vez con los momentos que comparte contigo proveyéndole seguridad.
Puedes dárselo para que lo tome, y suavemente ayudarlo a agitarlo, así irá aprendiendo que cada vez que mueve la mano con el sonajero, éste sonará. También al moverlo comenzará a asociar los sonidos con los objetos, empezará a coordinar dos sentidos, el oído y la visión, al buscar el objeto productor del sonido, por lo tanto hazlo sonar sin que puedan verlo y procura que lo busque y encuentre con la mirada.

Las colchas
Las colchas que usarás para colócalo sobre la cama o el suelo serán de gran utilidad para estimular la visión y el tacto del niño(a), estas deben ser con colores fuertes, con diferentes formas y texturas. Colócale al lado juguetes con los que él pueda jugar y llevarse a la boca.
Es muy importante que siempre haya una persona con tu bebé, no solo por su seguridad sino para estimularlos con los juegos, enseñarle las formas, colores y compartir con él, lo que ira dándole seguridad e incrementando el vínculo afectivo.

ESTIMULACIÓN DURANTE EL BAÑO
Durante el baño, los niños experimentan muchas sensaciones novedosas para ellos y que estimulan todos sus sentidos, además es un periodo en el que se tiene mayor contacto, por lo cual es idóneo para estimular sus sentidos y desarrollar hábitos de higiene.
Esto se puede llevar a cabo utilizando esponjas, guantes suaves, muñecos para bañera, espumas, entre otros elementos que se consiguen especialmente para el cuidado del bebé y que empleados adecuadamente cumplen no solo la función de entretener a tu hijo(a) sino estimular su sentido del tacto y la vista.
Los juguetes preferiblemente deben emplear colores llamativos, principalmente el rojo, el blando y el negro, que son colores que por su composición estimulan la visión del bebé, que como se vio durante sus primeros meses es limitada.
Al estregarlo, puedes colocarte un guante de textura suave con los colores mencionados y mientras les aplicas el jabón, masajeas cada una de sus extremidades, brazos y piernas de manera firme, haciendo masajes que permitan que el niño o la niña además de estimular su piel vaya cogiendo fuerza en sus músculos. Así mismo, masajea su pecho y espalda de la misma forma con movimientos ascendentes y circulares. Nómbrale cada parte de su cuerpo al masajearlo, háblale de la importancia de asearse y que productos utilizas.


DISTRIBUYE LAS ACTIVIDADES PARA REALIZARLAS ENTRE LA SEMANA, YA QUE SUS HORAS DE VIGÍA NO DAN PARA REALIZARLAS TODAS EN UN DÍA Y ES IMPORTANTE QUE SE ESTIMULEN TODOS SUS SENTIDOS
RECUERDA QUE TODO LO QUE HACES CON TU BEBE ES ESTIMULARLOS, USA TÍTERES PARA CONTARLE CUENTOS, LEELE, CÁNTALE Y DEDIQUEN TIEMPO PARA RELAJARSE CON MÚSICA SUAVE.

EJEMPLO