Verano divertido: Jugando con piedras y arena



Jugar con arena y piedras no solo es una actividad muy divertida y placentera para nuestros pequeños, además tiene innumerables beneficios para su desarrollo integral.
Al rededor de la arena y las piedras se generan múltiples actividades que estimulan la creatividad e imaginación desarrollando en nuestros niños sus habilidades sensoriales y sus dimensiones motriz, cognitiva y social.
También cuenta con un efecto tranquilizador muy beneficioso para todos nuestros pequeños, pero especialmente para los niños que suelen estar demasiado activos.
Es una actividad que pueden realizar tanto en parques como en la playa, o si lo deseas puedes designar un lugar con arena en tu patio, jardín o galería usando una caja o mesa de arena (pulsa el enlace para ver ideas creativas).


Beneficios de jugar con piedras y arena

  • Estimula los sentidos: Tanto la arena como las piedras proporcionan a los pequeños diferentes sensaciones táctiles teniendo en cuenta su grosor, espesor, temperatura, humedad...
La forma en la que manipulan los elementos también proporcionan sensaciones nuevas y generan aprendizajes (pisarla, excavar, lanzarla al aire, apretarla, deslizarla entre los dedos, dibujar en ella. entrarlas en potes...)

  • Desarrolla la creatividad: La arena es un material muy versátil que puede tomar casi que cualquier forma construyendo con ella infinidad de estructuras (casa, edificios, puentes, castillos, montañas...) se puede dibujar y escribir en ella, por lo tanto es una actividad que requiere de la constante imaginación del pequeño.

  • Conecta con el entorno: Jugar con arena implica jugar al aire libre. Momento en el que los pequeños se conectan con la naturaleza, toman un poco de luz solar, respiran aire fresco y se relacionan con pares compartiendo sus experiencias y hasta haciendo nuevos amigos.

  • Mejora el aprendizaje: Al jugar con la arena y las piedras se generan y/o comprenden conceptos como grande, pequeño, lleno, vacío; se cuentan objetos; se comparan elementos; se aprenden nuevos nombres...

  • Incrementa el desarrollo motor: En esta actividad intervienen tanto su motricidad gruesa (sentarse, arrodillarse, agacharse, saltar, cavar...) como la motricidad fina (utilizando palas, rastrillos, moldes, dibujando, trazando, agarrando piedras y demás con los dedos...) actividades que estimulan la dimensión corporal favoreciendo un mejor desarrollo.
Por lo tanto los animamos a favorecer este tipo de actividades en nuestros pequeños, ya sea en un arenero propio, en la playa o en el parque. 






No hay comentarios